¿Sabías que…?

Jul 26, 2017

La Impresión lenticular fue descubierta el 1940 por Maurice Bonnet. Este tipo de imagen, es una solución autoestereoscópica, que permite visualizar una imagen tridimensional sin necesidad de gafas 3D.

Para que esto suceda se emplea una lente lenticular para separar las imágenes del ojo izquierdo y derecho, creando así una profundidad en las imágenes sin necesidad de gafas especiales. Este efecto se activa con el movimiento de la imagen para poder visualizarla des de ángulos diferentes.

Las impresiones lenticulares están compuestas por un mínimo de dos imágenes, combinadas para formar una imagen lenticular.

El proceso lenticular se utiliza para crear varios fotogramas de animación, o para mostrar un conjunto de imágenes que parecen fundirse.

Hay diferentes tipos de lentes con diferentes características como por ejemplo la distancia de visión, su ángulo y también los distintos efectos que pueden ser provocados.

El efecto 3D consigue que las ilustraciones tengan profundidad mediante los distintos planos. La sensación es como si la imagen se pudiera coger o tocar. Para que este efecto suceda, es muy importante, que las imágenes partan de una perspectiva inicial y que contengan elementos que puedan dar lugar al efecto 3D.

El efecto FLYP hace que dos imágenes individuales se alternen según el ángulo de visión. Es decir, puede reproducir dos imágenes distintas como por ejemplo un antes y un después.

El efecto ZOOM combina tamaños de la misma imagen consiguiendo que aumente y disminuya.

El efecto MORPH es el cambio progresivo de un objeto a otro similar, creando una sensación en la que dos o más imágenes cambian gradualmente.

Walldesign - Production Workshop

Copyright © 2017 - All rights reserved | Powered by dsign/oc